LA INMERSIÓN LINGÜISTICA MEJORA EL APRENDIZAJE DEL CASTELLANO


Mientras el gobierno acusaba a la Generalitat sobre la falta de fluidez en el dominio de la lengua castellana por los escolares catalanes, el President Artur Mas, explicaba  en el Parlamento autonómico (28 de septiembre de 2011) ironizaba textualmente con que “Estos niños y niñas sacrificados bajo el durísimo yugo de la inmersión lingüística en catalán sacan las mismas notas de castellano que los niños y niñas de Salamanca, de Valladolid, de Burgos y de Soria”.

De nuevo, una mentira y burla a la inteligencia del resto de españoles, a la que los políticos nacionalistas catalanes nos tienen ya más que acostumbrados. Resulta que como advirtió el exresponsable del informe PISA, Joaquim Prats Cuevas, la Comisión de Enseñanza y Universidades del Parlamento autonómico de Cataluña realizan el informe PISA “en catalán, por tanto, no mide la comprensión lectora en castellano”.

Las dos únicas evaluaciones fiables (y que podrían acreditar las afirmaciones sobre el dominio del castellano por los alumnos catalanes) son el informe PISA (de carácter internacional) y la Evaluación General de Diagnóstico. Y, consecuentemente, los nacionalistas invocan en sus declaraciones estos dos informes para acreditar la afirmación de que los niños catalanes obtienen en la evaluación del conocimiento de castellano resultados similares o incluso superiores a los de los del resto de España.Y es aquí donde esta el engaño, esas pruebas se realizaron en Cataluña, única y exclusivamente en catalán

La consellera de Ensenyament, Irene Rigau (CiU), declaró, en una entrevista a El Mundo, en enero del 2011:

“En el sistema de enseñanza en Cataluña están presentes las dos lenguas oficiales y, como ha quedado demostrado tanto en las pruebas de Selectividad como en el informe PISA, los alumnos llegan con un conocimiento correcto del catalán y del castellano al acabar el Bachillerato. El conocimiento del castellano de los alumnos catalanes es exactamente el mismo que el de los alumnos de las Comunidades Autónomas monolingües”.

El diputado autonómico de Ciutadans, Jordi Cañas, ya arremetió contra los dirigentes nacionalistas por este motivo: “¿Por qué miente Irene Rigau y por qué miente Artur Mas?”, considerando que “una parte de las mentiras que sustenta la excelencia y la perfección del modelo de inmersión lingüística quedan desmentidas“.

En este articulo del diario de Barcelona se pueden observar ambas pruebas, ciertamente no hay palabra en castellano: http://www.vozbcn.com/2011/10/03/87829/mentiras-inmersion-conocimiento-castellano/

Bien, descubierta la falacia de los partidos nacionalistas catalanes, ¿cuál es el dominio real de castellano por parte de los alumnos catalanes?

Detallo a continuación los datos que se extraen del último documento estatal que se dispone para evaluar el conocimiento del castellano (expuesto de forma literal como los presenta el articulo anteriormente citado) del informe del Instituto Nacional de Calidad y Evaluación (INCE) y del Consejo Superior de Evaluación del Sistema Educativo de Cataluña (CSDA), del año 2003, para cuya confección se evaluaron los conocimientos de 1.333 alumnos de 4º de ESO en 57 centros de Cataluña y 6.153 alumnos del mismo curso en 271 centros del resto de España.

Conclusiones, en cuanto al conocimiento de castellano por parte de los escolares de Cataluña:

  • Las carencias en el conocimiento de castellano son notables en expresión escrita, gramática y literatura.
  • Los alumnos catalanes presentan un nivel ortográfico de castellanosignificativamente inferior al de sus homólogos del resto de España.
  • Los alumnos catalanes muestran carencias importantes en aspectos fundamentales de la gramática como son la morfología y la sintaxis.
  • Su nivel de conocimientos de literatura española tanto en periodos como autores y obras no llega ni a la mitad del de los alumnos de la misma edad del resto de CCAA.
  • Su nivel global de dominio de castellano es inferior al de catalán en 7 puntos porcentuales.

En el mismo estudio, evaluando a los alumnos de Primaria, los resultados son aún más graves. Por ejemplo, la comprensión de un texto literario en catalán alcanza un 75,06% de los alumnos, mientras que en castellano tan sólo es de un 55,86%, casi 20 puntos de diferencia. En lo relativo a la expresión escrita las cosas aún son más graves. Por ejemplo, solo la mitad de los escolares de Cataluña utiliza un vocabulario variado y rico, apropiado al tema y al receptor cuando escribe en castellano.

Por experiencia personal, tengo dos amigos de una pequeña localidad de Gerona, que cuando les conocí presentaban problemas de fluidez en lengua castellana, y su habilidad en la escritura del castellano era muy baja, lo que les dio problemas en el primer año de estudios en la carrera de Derecho que en Castellón se imparte en castellano. Uno de ellos es de familia castellana, lo que a mí me produjo verdadero asombro. Lo cierto es que en un año muchas de esas deficiencias se habían paliado.

Por otro lado conozco el proceso de inmersión lingüística, porque es el plan bajo el que se educan mis hijas. La que tiene edad de leer, he de reconocer que lo hace bastante mejor en Castellano que en Valenciano, aún cuando de 26 horas semanales solo tienen 2 de lengua castellana, y otras dos, música y religión, que se las imparten igualmente en el mismo idioma. Mi familia es castellano parlante y ciertamente leen en casa en castellano, por lo que, a pesar de las deficiencias que va presentando ahora cuando escribe mezclando catalán y castellano, parece que se corrigen automáticamente.

Por otro lado, la experiencia de niños de familias catalano parlantes, deberían mostrar por lógica deficiencias serias en el dominio del castellano, especialmente en ciertas áreas del interior de Cataluña donde la presencia de este idioma es reducida, hecho que la Generalitat ya se esta encargando que sea habitual en todo Cataluña. Esto explicaría que personajes públicos de la talla del portavoz en funciones de la Generalidad, Francesc Homs, “dé patadas al diccionario” como estas:

“lo que la Generalitat de Cataluña tiene son problemas de tresorería“, “son muy habituales a estasalzadas del año”, “no se puede hablar de que estén dando tijerazos” y “todo el mundo sabe que si tienes una malaltía y vas a un hospital, te atienden sin problemas”.


Por otro lado, parece que las deficiencias en lengua castellana que presentan los niños, a lo largo del proceso educativo se van paliando, de forma que llegados a la universidad, en las pruebas de selectividad de la asignatura lengua y literatura castellana, los resultados son tan buenos como los del resto de españoles. A pesar que los medios conservadores hayan criticado una menor dureza de esta prueba en Cataluña que en otras regiones españolas, puedo presentar abajo la pruebas ofrecidas en Madrid y Barcelona en el 2011 y, si bien en Cataluña echo de menos una mayor incidencia en literatura española, es cierto que ambas pruebas parecen igual de complejas y evalúan un dominio adecuado del castellano y su literatura. Les presento abajo ambos links si quieren echarles un vistazo:



En conclusión. No considero se debería atacar este sistema por lo que parece que, al menos en el bachiller, el alumnado presenta un dominio adecuado de castellano. Tampoco dividiría la sociedad catalana en dos bloques de catalano y castellano parlantes. Considero necesario y legítimo que niños educados en comunidades autónomas bilingües aprendan ambos idiomas. Pero si se están presentando deficiencias en los escolares más jóvenes, que además se están desarrollando en un ambiente cada vez más catalanizado, sería conveniente que aumentasen el número de horas impartidas en castellano para asegurar que aquellos que provengan de familias catalano parlantes, puedan tener un adecuado nivel en el dominio del castellano.

27 comentarios:

  1. La inmersión linguística puede ser un método adecuado para el aprendizaje de una lengua. O no. Eso quien debe decidirlo es el propio interesado, o bien los padres del interesado en el caso de que este sea un niño. La libertad de elección en esta materia es fundamental y en Quebec -pioneros en un sistema de inmersión a gran escala- todos los niños que se matriculaban lo hacían por voluntad de las familias. No es el caso de Cataluña, evidentemente, en el que se ha quitado la patria potestad a los padres con un cinismo escalofriante. De hecho no hay inmersión en Cataluña, sino imposición a toda la población escolar de una lengua minoritaria, saltando por encima de las leyes del país (el Tribunal Constitucional jamás aprobó la inmersión, a pesar de lo que diga la propaganda separatista) y de los derechos reconocidos internacionalmente. No existe en todo el mundo un caso como el catalán, en el que en la escuela pública no se puede estudiar en la lengua oficial del Estado. Siendo esta, además, la materna de la mayor parte de la población catalana y una de las importantes del mundo. Por consiguiente, su frase de que "no se debe atacar este sistema" me parece desafortunada. Entre otras cosas, porque sí que es cierto que el nivel de las pruebas de castellano en la selectividad es mucho menor en Cataluña que en el resto de España, como demuestra la comparación sistemática de los exámenes en los últimos 10 años. Y, especialmente, los criterios oficiales de corrección son mucho más ligeros en Cataluña. Al contrario de lo que pasa con las pruebas de catalán, que son durísimas. La finalidad está clara: cuando se comparan las medias de los dos exámenes se puede afirmar cínicamente por parte de las autoridades educativas de la Generalitat que los alumnos catalanes sacan peor nota en la prueba de lengua catalana que en la de lengua castellana. Conclusión: hay que seguir con la inmersión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpe el retraso en haberle respondido, ultimamente no atiendo el blog como lo solía hacer antes, y el tema me va perdiendo interés, puesto que observo que también el desafecto del pueblo catalán hacia el resto de españoles decaído. Supongo que la mayoría de catalanes abogarían por un sistema que enseñe en la misma medida al menos tres lenguas: catalán, castellano e inglés. Un saludo

      Eliminar
  2. Me acabo de enterar de la existencia de este blog y escribo por el deseo de aportar ideas que puedan ayudar a solucionar los problemas:

    1. Los científicos honrados, es decir los que quieren saber cómo realmente funcionan las cosas, siempre tienen mucho cuidado de no diseñar experimentos para que salgan los datos que ellos presuponen que han de salir, sino que se arriesgan a que los resultados contradigan su hipótesis. Un blog que se titula “Blog dedicado a desmitificar todo el imaginario y mitos del nacionalismo independentista catalán” parece un blog poco objetivo para un debate mínimamente serio. Lo primero que propongo si este blog no es mera propaganda, sino que realmente quiere ayudar a la sociedad, es un cambio de nombre y planteamientos.

    2. Muchos de los alumnos que estudian en Cataluña son de familias catalanohablantes, la mayoría de sus amigos también lo son y en sus casas prácticamente sólo hay diarios en catalán, sólo se escuchan emisoras de radio en catalán y sólo se ven canales de TV en los que se habla en catalán. No me invento nada porque he nacido aquí y vivo aquí. Pues bien, estos alumnos en la Primaria, ESO y Bachillerato sólo reciben dos horas semanales de clase en castellano y muchas veces la clase se hace en catalán y sólo se hace en castellano las lecturas y los ejercicios. Todo lo contrario que en las clases de inglés, en la que el profesorado habitualmente imparte las clases en inglés. Pensar que estos alumnos pueden tener el mismo nivel de castellano que los que reciben 30 horas semanales es poco creíble. De todos modos la única forma de saber quién tiene razón es redactar una prueba por parte de un tribunal independiente de todas las Comunidades Autónomas, pasarla el mismo día en todas ellas y que la corrección no se haga en la misma Comunidad Autónoma a la que pertenece el alumno. Sin todas esas premisas, no se pueden sacar conclusiones.

    3. Por suerte las futuras pruebas finales de la LOMCE cumplen todas las características antes mencionadas. Gracias a ellas vamos a tener datos objetivos de todos los centros y cada año. Los beneficiados vamos a ser todos, especialmente los alumnos, porque los centros se van a esforzar más en conseguir que sus alumnos superen dichas pruebas y las Consejerías de Educación también. Oponerse a estas pruebas, como hacen algunos dirigentes políticos y algunos profesores es muy sospechoso, más cuando toda la sociedad pide que se hagan auditorías a las empresas, inspecciones a las industrias, controles de sanidad, es decir en todos los sectores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpe el retraso en haberle respondido, y le agradezco enormemente su interesante aportación. Le doy la razón en que el título puede ser no muy afortunado si se pretende demostrar un trato científico del tema. Creáme que no suelo prestar mucha atención a las apariencias, especialmente en temas más políticos que cientificos, y espero los lectores denoten la imparcialidad científica con la que he intentado tratar el tema, a base de datos que parecen objetivos. En todo caso, estoy muy de acuerdo con sus conclusiones. Un saludo

      Eliminar
  3. Hola, quiero decir que yo soy catalano-hablante y doy gracias al sistema de la inmersión lingüística porque así todos saben hablar y escribir en catalán. No sé en qué colegio habrá ido la persona que ha comentado anteriormente pero las clases en castellano son completamente en castellano y las de inglés no. Yo gracias a la inmersón lingüística sé hablar bien y escribir bien en catalán ya que mis padres no lo han estudiado y todo mi entorno fuera del familiar es en castellano. Solamente hay 3 canales de 50 que sean exclusivamente en catalán, por lo tanto debo de saber castellano para entenderlo. Todo internet está en castellano o inglés, de tanto leer noticias en el ordenador debo de saber leer y escribir en castellano. Que hayan menos horas en castellano da una oportunidad a aquellos que no hablan catalán a que lo aprendan ya que es la lengua oficial en Cataluña. No es cierto que seamos menos competentes con el castellano, eso es tan falso como decir que una persona que hable frances y estudie desde pequeño en inglaterra, sólo por ser de habla francesa será menos competente en inglés cuando su entorno es en ese idioma.
    Si no entendéis que quiere decir ser biligüe buscádlo. La CA de Cataluña lo es y no hay nadie que viva aquí y no sepa el castellano ya que es igual de importante que el catalán.
    Gracias por leerme y (por favor) entenderme.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Hola Nuria, agradezco su comentario. Como me propuso un profesor catalán e independentista, yo obligaría a impartir más clases en catalán a niños de lengua natal castellana y en ambiente castellano, y a impartir más castellano en el caso contrario, niños de lengua natal catalana y ambiente catalán, como ocurre en muchos pueblos de Gerona o Lerida.

      En fin, parece que su caso es el niño de ambiente catalán que convive en ambiente castellano en Cataluña, y usted piensa que gracias a la inmersión ha aprendido a hablar y escribir bien catalán. No me resulta nada especial, le puedo asegurar que conozco a muchas personas de la epoca franquista que hablan perfectamente el catalán, incluso me he encontrado con algún mayor que no hablaba el castellano viniendo de esos años. Pienso que el resultado hubiese sido el mismo impartiendo catalán, castellano e inglés de forma más equilibrada, que es lo único que se propone.

      Sería más interesante si usted nos comentase que es independentista, y esto sería un buen ejemplo de otra cosa.

      Un cordial saludo.

      Eliminar
    3. Discrepo totalmente:
      Primero, el catalán y el castellano son las dos lenguas oficiales de Cataluña, por lo tanto ambas deberían de aprenderse por igual.
      Segundo: En tu ejemplo está claro que ese chico francés será menos competente en frances que sus familiares en Francia.
      Tercero: El castellano es un idioma con proyección Internacional, el catalán si no fuera por la imposición estaría muerto al ser una lengua regional y poco útil.

      Eliminar
    4. Lo de que si no sabemos lo que significa "biligue" lo busquemos en el diccionario está de más, en mi opinión. Y lo de que se sabe castellano porque en Internet y en inglés está todo en esos idiomas tiene la misma lógica que decir que deberíamos saber chino por la misma razón. Hace poco vi un fragmento de video en que un alumno, imagino que uno de los mejores, decía que la inmersión en catalán no le suponía problemas porque él se "desenvolupaba" perfectamente en castellano. Ya se ve. Pero bueno, es igual, como os vais a independizar no vais a necesitar el castellano para nada.

      Eliminar
  4. Les planteo una situación imposible para que se la imaginen: En una Europa moderna y unida se crea un sistema educativo común, en el que se establece que el inglés, al ser la lengua de más impacto a nivel global, debe ser la vehicular. En este ejemplo, se margina al castellano, porque no es una lengua de educación, se crea una desgracia linguística llamada diglosia, que quiere decir que el castellano queda marginado como lengua de segunda y al cabo de unos años, muere. Esto, extrapolándolo al caso catalán está pasando actualmente y por ello se promueve la immersión linguística. Considero que no hay nada más triste que la lengua en la que se ha transmitido tu cultura muera. Francamente me apena mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Partes de una falacia, que la lengua mas hablada deba ser la vehicular... La lengua vehicular debe ser la materna, castellano para los castellano parlantes, ingles para los anglófonos y catalán para los catalán o parlantes. El objetivo de la educación no es solo aprender lenguas útiles o inútile, si no aprender matemáticas, historia, ciencias...

      Eliminar
  5. Segundo punto: ¿De verdad se cree que el castellano no se va a aprender correctamente por parte de un catalanoparlante? Sinceramente, señor mío, le invito a la preciosa Barcelona y que descubra en un ambiente no académico los castellanismos introducidos en el catalán. Abra el televisor. Busque premsa en castellano. El castellano está en todos los rincones y si de verdad quieres puedes aprenderlo divinamente. Eso sí, como en todo, si no quieres no aprenderás

    ResponderEliminar
  6. Ahora toca hablar de los baremos que usted emplea para reafirmar que el nivel de castellano es inferior al de catalán. Primero debe recordar que los niños no aprenden en un abrir y cerrar de ojos y por ende, dominar 2 idiomas a los doce años tal vez es pedir demasiado, teniendo en cuenta que también estudian inglés, acaba resultando que estan estudiando simultáneamente 3 lenguas. Realmente complicado si tienes en cuenta que al inicio de la primaria empiezan a escribir. Por otro lado, usted dice que en la selectividad los niveles se equiparan. Eso es música para mis oídos, porque al final de bachillerato quiere decir que tenemos un nivel de nativo en catalán y castellano y que tenemos un nivel B2 de inglés.
    Por cierto, y cambiando de tema, tenga compasión con los errores de nuestros políticos, todo español sabe que distan mucho de ser perfectos, para corroburarlo solo necesitamos recordar el bochornoso: "cafe con leche in plaza mayor". Porque algunos son bilíngües y saben catalán y castellano y, otros como Rajoy, solo castellano y ni chapurrean el inglés.
    A l'habla un estudiante catalán de primer de bachillerato.
    PD: Leyendo tu artículo vi un "echo" sin 'h', hace un poco de mal efecto tratandose de un artículo referente a la educación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. "Echo" en la expresión "echar de menos" es correcto sin hache, porque se trata del participio del verbo "echar" y no del del verbo "hacer" ("hecho", que sí se escribiría con hache).

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. PRIMERA PARTE:

    Tengo 36 años, y he vivido las tres primeras décadas de mi vida en Cataluña. Me eduqué, por tanto, en el sistema de inmersión lingüística, a pesar de lo cual soy harto más competente en mi lengua materna, que es el castellano. Esto es así porque la presión social de una lengua que cuenta con más de 500 millones de hablantes no puede compararse a la que ejerce otra con poco más de 10, de ninguna manera. Los medios de comunicación, internet, el cine, los actos de habla cotidianos, el poder de la industria editorial... el castellano se impone en todos los ámbitos por su simple lógica demográfica. Mi situación es, además, extrapolable a la de cientos de miles —cuando no millones— de personas que viven en el área metropolitana de Barcelona (lugar donde se concentra la mayoría de hablantes del catalán en el mundo), y ello puede percibirse fácilmente no solo paseando por la calle, sino pasando un par de horas ante la televisión, incluso ante la emisión de programas de la televisión pública catalana: la competencia en lengua catalana de los profesionales que en ella trabajan es notablemente inferior a la que demuestran en castellano sus homólogos de la televisión pública de ámbito estatal. Quien vive o ha vivido en Cataluña lo sabe. Quien defiende lo contrario, o desconoce aquella realidad o es simplemente malintencionado. No obstante, y pese a que el castellano goza de mucha mejor salud en Cataluña que el catalán, justamente gracias al sistema de inmersión lingüística se han logrado unos niveles, no diré aceptables, pero sí mínimos de conocimiento de la que es, no lo olvidemos, la lengua propia del territorio. Este concepto es importante. Algunos objetarán que el castellano también es patrimonio de Cataluña (y lo es, afortunadamente; una riqueza que no debe perderse); pero no es la lengua propia, la distintiva, la que le es connatural por ser el lugar en el que nace y se desarrolla. ¿Desde qué territorio deberían hacerse esfuerzos por defender el catalán si no es desde aquel en el que este surgió? ¿Debe en Cataluña defenderse la lengua propia de Castilla acaso? ¿Debe el francés defenderse en Italia?

    ResponderEliminar
  10. SEGUNDA PARTE:

    Desde hace 6 años resido en las islas Baleares, otro territorio donde el catalán, además de oficial, es también la lengua propia, pero donde no se ha llevado a cabo un proceso de normalización lingüística como el que se inició en Cataluña, sobre todo, durante la década de los 90. El resultado es que los hablantes baleares del catalán, pese a tener tal lengua como materna en un elevado porcentaje, usan un catalán empobrecido, plagado de barbarismos, dubitativo y, lo que es peor, que goza de un desprestigio notable respecto a la visión que se tiene del castellano. La diglosia que sufre el Catalán en el Principado alcanza aquí cotas preocupantes, y a todo ello contribuye la política lingüística del Partido Popular, que ve en cualquier acto de habla que tenga lugar en tal lengua la amenaza imperialista del pancatalanismo, cuando en realidad el único problema lingüístico está en sus mentes, en el desvarío de esos otros nacionalistas de los que apenas se habla porque parece que ser nacionalista español es ser patriota, algo bueno, mientras que serlo catalán es... en fin, a buen entendedor... Particularmente, no soy ni me siento nacionalista, ni de uno ni de otro signo, pero amo mis dos lenguas y, sobre todo, tengo una clara conciencia lingüística que me hace tener muy presente, en todo momento, cuáles son mis aptitudes y mi competencia con cada uno de esos dos códigos, y cuánto le debo al sistema de inmersión, tan denostado, pero sin el cual, probablemente, el catalán hubiera perdido un hablante en mí, hijo, como soy, de andaluza y catalán. Para terminar, si alguien todavía duda de la veracidad de lo que defiendo, y si tiene a bien aceptar la buena fe de la siguiente confesión, les puedo asegurar que, de haber tenido que redactar este breve texto en catalán, habría tenido que recurrir a un diccionario para asegurar mi ortografía, el uso de muchos pronombres, pulir interferencias léxicas del castellano... mientras que hacerlo en la lengua en que lo he hecho me ha llevado diez minutos, ni una sola duda. Esta, y no otra, es la competencia en castellano de los hijos de la inmersión, el pecado original de los nacionalistas catalanes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Disculpen el retraso en agradecerles a usted, Sebastian Melmoth, y a Viajero del Mundo, sus comentarios que aportan mucha claridad al asunto del artículo.

      Por mi parte me gustaría añadir algunos hechos (en este caso con h). Soy castellano hablante, viviendo desde hace 20 años en zona catalano parlante de la Comunidad Valenciana, y ciertamente tendré que hacer un esfuerzo muy importante para aprender el catalán si realmente quiero hacerlo, puesto que todos mis vecinos y colegas se dirigen a mi en castellano y es esta la lengua de uso común. Les comento esto para mostrar mi empatía con sus argumentos, sé que se ha de hacer una labor importante para que el catalán se mantenga vivo debido al peso del castellano.

      Por otro lado, observando la educación de mis hijas en colegio público, en el que también usan la inmersión lingüística, y el comportamiento del profesorado, no dejo de advertir cierto componente político que insiste en erradicar el castellano del sistema educativo. Algo que no me gusta, que no se ajusta a la realidad del territorio, y que en definitiva no considero necesario para mantener viva la lengua autóctona.

      Como tercer punto me gustaría recordar el sistema educativo finlandés. Aún sabiendo “que no es oro todo lo que reluce”, a los niños finlandeses se les enseña desde un primer momento, 6 años, en la legua oficial materna, normalmente el finlandés, pues la segunda lengua oficial, sueco, solo es hablado por un 5,6% del estado. Pero al alumnado se les permite elegir en cual de las dos lenguas oficiales quiere ser enseñado como lengua vehicular, algo que como sabemos no ocurre en la mayoría de CCAA españolas. La segunda lengua oficial se comienza a enseñar desde los 7 años, aunque la lengua materna es vehicular en el proceso educativo. El ingles se introduce por profesores bilingües a los 9 años. El resultado final es que los chicos de bachiller hablar bien al menos 3 idiomas. http://www.efdeportes.com/efd148/el-sistema-educativo-en-finlandia.htm

      El Estado se declara oficialmente como bilingüe sueco-finés, por lo que se garantiza la igualdad de oportunidades a los hablantes de ambos idiomas. Pero ciertamente, y de acuerdo con lo que comentaba Sebastián, ni los niños hablan perfectamente 3 idiomas como tenemos mitificado en España, ni parece que los adultos sean exactamente bilingües o trilingues en el uso de uso de los idiomas aprendidos. A todos los graduados universitarios finófonos se les exige cierto dominio de sueco (el denominado sueco de funcionario), pero nada más.

      La realidad en Finlandia como en España, es que la obligatoriedad en el aprendizaje de las lenguas oficiales, en este caso del sueco que es minoritario, causa fricciones sociales, aún cuando los finlandeses consideran el sueco una parte importante de su cultura. https://es.wikipedia.org/wiki/Sueco_obligatorio_en_Finlandia

      Bajo mi opinión, pienso que es importante respetar la enseñanza en lengua materna, ofreciendo un modelo educativo que asegure el bilinguismo en las lenguas oficiales del estado y el dominio de una lengua extranjera. La educación se esta usando como arma política, y especialmente la lengua se ha convertido en un fenómeno identitario para nacionalismos de todo tipo, que parecen querer manipular el peso de las lenguas vehiculares en un determinado territorio para afianzar su poder en él.

      Como he comentado anteriormente, tan necesaria puede ser la inmersión para un castellano parlante a la hora de aprender catalán, como lo mismo para un catalano parlante a la hora de aprender castellano si vive en zonas catalano parlantes.

      Eliminar
    2. Chico, yo tengo 33, he nacido en Lérida, he vivido aquí toda la vida, y no tiene nada que ver la educación que nos daban a nosotros con la que dan ahora. Antes teníamos catalán y castellano al 50% (la mitad de asignaturas las dábamos en catalán y la otra mitad en castellano) y no mentían tanto como ahora en los libros (antes trastocaban un poco la historia, ahora hay libros en los que directamente pone que Cataluña es un país....)

      Eliminar
  11. Yo soy Francés. He estudiado el castellano hasta tener un nivel que me permite hablar con cualquier de cualquier tema. Y si siempre se notara mi acento, me acerco bastante al bilinguismo.

    Vivo en Barcelona desde hace 2 años. Trabajo aquí, y mis tres hijas van a la escuela aquí. No tengo nada en contra del catalán. es muy parecido al dialecto de sur de Francia (no tomarlo mal, allí, es un dialecto).

    Sólo quería comentar dos o tres temas que me han hecho pena, o dado problemas.
    1) En la segunda ciudad de España, mis hijas no pueden tener clases unicámente, ni siquiera mayoriamente en castellano. Creo que es un caso unico en el mundo. Por los hechos, no se puede estudiar el idioma oficial del paĩs. Y eso, no en un pueblo remoto, en la segunda ciudad del paĩs. En serio, lo veo triste. No tener elección. Es tan triste imponer como prohibir digo yo.
    2) Reacciones exageradas. Trabajo en una empresa francesa. Hay unos cuantos que no hablan catalán. Pues, todas las reuniones, documentos de trabajos : todo en Catalán. Si la idea es que la empresa funcione bien, no podemos pasarnos de una buena comunicación. Pues, no les importa...
    3) Tengo clientes (gente a quién doy soporte técnico, que me llaman para solucionar un problema) que no quieren hablar conmigo porque les contesto en Castellano. Entiendo el catalán, y les digo que me pueden hablar en catalán, pero prefiero contestar en un castellano correcto que en un catalán roto. Hay que me cuelgan... Trabajo en inglés, frances, y a veces alemán. Si los holandeses están dispuesto a hablar alemán (los pocos que no hablan un inglés perfecto), no veo porque los catalanes se niegan a hablar un idioma que controlan perfectamente.
    4) Algunos camareros se niegan a hablar en castellano. Y te van a hablar en inglés si no entiendes catalán. En estos casos, me voy enseguida.
    5) Tal vez lo peor. Muchos tramites legales, por definición, complicaditos. Pues, no hay versión castellana para documentos que se dirigen a estrangeros. Lo siento, esto es una barbaridad. Cuantos locutores catalanes hay fuera de España vs cuantos locutores castillanos por favor...
    Imaginaté si en Irlanda, tienes que hacer todo los papeles en gaélico... No tendrían ni la mitad de la fuerza de trabajo que necesitan.

    Para el resto, noto mas sentimiento regional que en cualquier otro paĩs donde fui, aparte tal vez de Irlanda del Norte o las Flandres. Sin embargo, un catalán tiene mas que ver con un aragones o un valenciano que con un catalán de Francia. O sea, que para mí, es más Español que cualquier otra cosa.

    Gracias para este blog. Es muy interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, ha dado usted en el clavo. No es la imposición de una lengua, el catalán en este caso, sino más bien el rechazo o incluso el ODIO hacia el castellano y la negativa a comunicarse en una lengua que tienen como materna 400 millones de personas y es segunda lengua de al menos 100 millones más. Y se trata de un odio generado por los políticos.

      Eliminar
    2. Tienes 100% de razón pero en Cataluña te llamarán mentiroso continuamente.
      Es vergonzoso, pero como no hay realmente diferencia entre un catalán y uno de Zaragoza se han inventado este tema del idioma para potenciarlo.
      Lamentable.

      Eliminar
  12. No se imagina usted lo que le agradezco sus aportaciones al blog. Las tomo como la visión de un extranjero neutral viviendo en Cataluña, y no sabe la pena que siento tras leerle. Todo gracias a la permisividad de la "fascista" España.

    ResponderEliminar
  13. bochornoso que un presidente de una autonomía mienta con semejante descaro.
    Y más todavía que lo difundaís.
    La Generalidad: "El PISA se hace en catalán"

    Es más, es la propia Generalidad la que admite carencias en castellano. En concreto, Joaquim Prats Cuevas, expresidente del Consejo Superior de Evaluación del Sistema Educativo catalán, reconoció públicamente hace cuatro años que el informe PISA no evalúa el nivel de comprensión lectora en español de los alumnos catalanes.

    CCC
    "El PISA se hace en catalán, por tanto, no mide la comprensión lectora en español", subrayó Prats ante la Comisión de Enseñanza y Universidades del Parlamento autonómico de Cataluña el 22 de marzo de 2012.

    ResponderEliminar